Activismo

En Asturias estuve muy metido en el movimiento asociativo, participando en varias asociaciones culturales y vecinales como Rigel o Club 12. En Rigel, por ejemplo, estuve varios años en la junta directiva.

Cuando llegué a Madrid en 1997 apenas conocía a nadie, y encontré mi refugio en Cogam. En aquella época tenía su sede en la calle Fuencarral (cuando ni siquiera era peatonal), y en la parte de abajo había una especie de café. Allí conocí a mucha gente maravillosa, y finalmente acabé haciéndome socio. Al final soy un socio de pagar la cuota y ya está, porque siempre ando tan liado con tantos temas que no tengo tiempo para comprometerme en más proyectos.

Sin embargo, dado que la mayoría de mis proyectos tienen relación con lo LGTB, siempre busco maneras de colaborar. Por ejemplo:
  • He acudido a cuantas mesas redondas y ponencias me han solicitado porque consideraran interesante mi participación, tanto para Cogam como para FELGTB, Fundación Triángulo, Colegas, Gehitu... y cualquier otra asociación que me lo pida.
  • En Universo Gay, además de por supuesto dar visibilidad a los temas de interés para el colectivo LGTB, las asociaciones tienen el servicio premium gratis y sus notas de prensa son publicadas directamente para mayor difusión.
  • En Stonewall, en 2012 y 2013 publicamos sendos libros de relatos a beneficio de FELGTB.