¿Quién soy? ¿De dónde vengo? ¿A dónde voy? Pues soy Diego Manuel Béjar: «un tío que hace cosas», que nació en Asturias en 1973, vive en Madrid desde 1997, y no sabe dónde va a parar ni mucho menos cuándo.

Siempre he sido bastante inquieto y me ha gustado hacer todo tipo de cosas con mayor o menor éxito. Aunque puede parecer que me he metido en demasiados temas inconexos entre sí, en realidad todo ha tenido un sentido y un camino, así como un denominador común: lo que más feliz me hace es saber que he contribuido de una u otra manera a que otros lo sean. Cada vez que alguien me dice que está informado y haciendo amigos a través de una de mis redes sociales, que encontró el amor de su vida en una fiesta que yo organizaba, que un juego que programé le permite compartir momentos con su hijo, o que un relato mío le emocionó... yo soy un poquito más feliz.

En esta web intento organizar un poco todo lo que he hecho o estoy haciendo de manera más o menos coherente. ¿Ves ese menú que hay un poco más arriba en una línea de color azul? Pues ahí tienes las áreas en las que me he desarrollado (o al menos he intentado hacerlo) como persona: mi actividad como emprendedor, mis incursiones en el maravilloso mundo de la literatura, las fiestas Lío, mi paso por el mundo del cine y la radio, mis pequeños granitos de arena en el activismo, mis fotos, y cómo contactar conmigo.

Por otra parte, recopilo todas mis apariciones públicas (entrevistas, menciones, reconocimientos, colaboraciones) en un blog que actualizo cada vez que tengo alguna novedad.

Emprendedor infatigable


Desde pequeño he tenido un impulso emprendedor muy fuerte. De niño organizaba mercadillos en el barrio y, en mi adolescencia, mi contacto con la informática me llevó a una espiral de iniciativas. Con una pequeña impresora matricial monté lo que podría considerarse ahora una imprenta digital a través de la cual hacía todo tipo de servicios a medida para los profesores y compañeros del instituto: tarjetas de visita, hojas personalizadas para exámenes... En esa época también hacía programas de ordenador, tanto educativos como videojuegos, que distribuía como freeware.

Luego llegó internet con todas sus posibilidades. Con internet tuve que ser total y absolutamente autodidacta, ya que no había formación al respecto (¡y menos en Asturias!). Trabajaba de niñero y de administrativo en una ferretería para conseguir dinero con el que, dado que tampoco existía Amazon, encargar en una librería técnica que me trajeran libros de importación con los que ir aprendiendo. Y algo debí aprender, porque fui de los primeros en presentar en España servicios como un buscador de internet, una página de contactos, o un short url.

Por internet me fuí en 1997 de Gijón, donde ya trabajaba en un proveedor de internet local, a Madrid. En la capital empecé trabajando en otro proveedor de internet local (eran los tiempos de Infovía), dando soporte a usuarios, desarrollando la herramienta de gestión de la empresa y creando tiendas virtuales. Más tarde iría a trabajar a una consultora. Mientras tanto, por las noches, desarrollaba The Plaf! Company. Este proyecto era una red de portales, entre los cuales acabó destacando especialmente Chueca.com. Muchísima gente me decía que era negativo que en mi catálogo de portales incluyera uno orientado a público gay, sobre todo porque era un proyecto altruista en el que, pese a que era el que más trabajo llevaba, no había modelo de negocio y ni siquiera había publicidad ni ingresos, frente al resto de portales que gestionaba que sí me generaban ingresos. Pero yo era muy cabezota y el proyecto me proporcionaba muchas satisfacciones personales. En verano de 1999 dejé de trabajar en la consultora para dedicarme en exclusiva a mis propios proyectos, que gestionaba desde mi habitación en un minúsculo apartamento interior. Unos meses más tarde, a principios de 2000, cuando Chueca.com había crecido hasta el punto de tener una agencia de noticias y sus propias emisoras de radio y televisión online (algo en lo que también fui uno de los pioneros, especialmente en el tema de la televisión, ya que en esa época Youtube ni siquiera era algo imaginable: ¡lo que me hubiera facilitado el trabajo!), Jazztel compró toda mi red de portales para integrarla en su propia red: Ya.com. Fue una operación sobre la que hubo un montón de especulaciones, y que también marcó su propio hito porque fue la primera vez en el mundo que una operadora de telefonía adquiría un portal enfocado explícitamente al colectivo LGTB. Paradójicamente al final Chueca.com ha pasado por tres operadores de telefonía de tres países diferentes: Jazztel, Deutsche Telekom y Orange.

Después de eso monté mi empresa actual, Looping Media, desde la que he desarrollado mis distintas iniciativas como emprendedor dando rienda suelta a mi pasión por los medios de comunicación, la cultura y el ocio.

Para más información...


Si esperabas una biografía un poco más concreta, puedes consultar mi entrada en la Wikipedia.

Si lo que quieres es estar al día de las cosas que hago o se me pasan por la cabeza, puedes seguirme en Facebook, Twitter o Google+.